DÍA SIN CARRO EN MEDELLÍN Y BOGOTÁ EN EL DÍA MUNDIAL DE LA TIERRA FUE EXITOSO

IMAGEN-11636641-2

DIA SIN CARRO

Este miércoles se conmemoró en el país el Día Mundial de la Tierra con una jornada sin autos en sus dos principales ciudades, Bogotá y Medellín, durante la que salieron  de circulación más de dos millones de vehículos particulares para dar prioridad al transporte público, ciclistas y peatones.

«Hermoso día de la Tierra. Bogotá y Medellín en el día sin carro y sin moto a la vanguardia de la lucha por la vida en nuestro planeta», escribió en Twitter el alcalde de la capital, Gustavo Petro.

En Bogotá dejaron de circular más de 1,5 millones de autos y unas 400.000 motocicletas, mientras que en Medellín, estaba previsto que salieran de las vías más de 200.000 vehículos.

Según información de la alcaldía bogotana, en las primeras horas de la mañana ya se registraban casi 400.000 usuarios de bicicletas movilizándose por la ciudad, a la vez que la ocupación de los buses públicos se había incrementado en más de 10 % con respecto a un día normal.

bloqueos_tintal_1

Bogotá organiza tradicionalmente un día sin auto al año, que tiene lugar en febrero y que fue aprobado por referéndum en 2000, pero las autoridades locales decidieron decretar una nueva jornada para este miércoles e incluso adelantaron que podrían repetir la iniciativa más veces en el año.

En las redes sociales, muchos ciudadanos enviaron mensajes y publicaron fotos mientras se movilizaban en bicicleta o transporte público.

Uno de ellos, fue el propio Petro, quien publicó su foto a bordo de un bus.

Sin embargo, la medida no es apoyada por todos los ciudadanos y mientras unos celebraban otros se quejaban de que no había disminuido el tráfico o promovían iniciativas para frenar la jornada. Así, la asociación de comerciantes de Bogotá -que ha dicho verse afectada por el día sin carro- presentó incluso un recurso judicial para impedir su aplicación, aunque sin que surtiera efecto.

En Medellín, segunda ciudad del país, la jornada tenía condiciones más flexibles que en Bogotá, con la posibilidad de que circularan vehículos con tres o más ocupantes y que las motos también lo hicieran.

En ambas ciudades, autos como los blindados, taxis o de servicios médicos fueron también autorizados a movilizarse.